glowLeftsgtglowRight

Este es el diario que he estado alimentando durante el viaje. Si estás pensando aventarte un viaje similar, o estás en la ruta, quizás podrás encontrar información que te pueda ser de ayuda como los trámites fronterizos, qué rutas son buenas o algún lugar interesante para visitar.

 
 

- Día 30 - Lunes 19 de Febrero del 2007 -

Dzibilchaltún y Puerto Progreso, Yucatán, México

Por la mañana nos fuimos, David y yo, hacia el norte de Mérida para visitar los vestigios de Dzibilchaltún, una antigua ciudad Maya. No es tan grande como otros sitios arqueológicos pero no por ello deja de ser interesante. Destacan La Casa de las Siete Muñecas, una capilla construída en la plaza central por los españoles para evangelizar a los nativos y un cenote. Al fín conozco uno en persona, y no sólo eso, además me metí a nadar en sus cristalinas aguas. A pesar de que el día estuvo fresco, el agua del cenote estaba templada.

Después de nadar un rato seguimos el camino hacia Puerto Progreso en donde probé los tradicionales kivis (kebees); una especie de capullo formado con una pasta de trigo machacado. Este bocadillo es de origen árabe pero el pueblo Yucateco lo considera parte de su tradición. Antes de regresar a Mérida fuimos a comer mariscos.

De regreso en Mérida nos alistamos para ir a presenciar el desfile del carnaval. Hoy lunes fue el turno de los trajes típicos Yucatecos. Cientos de personas desfilaron portándolos acompañados de los carros alegóricos, muchos de ellos adornados bajo el tema correspondiente a este año: el circo.

Después de caminar kilómetros y kilómetros ha llegado la hora de dormir. Como es la costumbre, en una tradicional hamaca.

 

- Día 29 - Domingo 18 de Febrero del 2007 -

Mérida, Yucatán, México

Salí de Campeche (Campeche) rumbo a la ciudad de Mérida (Yucatán). Me fui por el camino largo; la ruta arqueológica o ruta Puuc, por la cual se pasa muy cerca de algunos sitios arqueológicos. En el camino me detuve en la ciudad Maya de Kabah, la cual está dividida por la carretera. Del lado este se pueden visitar algunos edificios muy interesantes, y del lado oeste se encuentra la gran pirámide, el edificio más grande de la ciudad, así como una sección habitacional y El Arco, una obra de arte de dimensiones incomparables. Este arco es de formas simples y se pueden apreciar algunas impresiones de manos de color rojo.

Después de Kabah, pasé a visitar la zona arqueológica Maya de Uxmal. Lo primero con que me encontré fue la parte posterior de una pirámide de 35 metros de altura (la más grande con la que me he topado en este viaje) llamada la Casa del Adivino. El área visitable de la ciudad de Uxmal no es tan extensa como el Tajín o Palenque, sin embargo las dimensiones de los edificios así como el trabajo de la piedra hacen de esta ciudad Maya una de las más bellas de la región. Quienquiera que se encuentre cerca de Uxmal no debe dejar pasar la oportunidad de visitarla.

Lo que no me gustó es el alto costo de la entrada. Tuve que pagar 90 pesos; 40 a el INAH y 50 para Cultur. Hasta ahora no sé de qué se trata Cultur y porqué pagarle la mayor cantidad. Tal parece que esto sólo sucede en el estado de Yucatán. Otro hecho que me extrañó es que me hayan cobrado la entrada aún cuando era domingo, ya que los museos y sitios arqueológicos no cobran en domingo ni en días de fiesta.

En fín.

Al llegar a la ciudad de Mérida fui recibido por Fénix (hermana de mi buen amigo de Guadalajara: Farhid) y David (esposo de Fénix). Cenamos Panuchos y salbutes, típicos de la región.

 

- Día 27 - Viernes 16 de Febrero del 2007 -

Edzná, Campeche, México

Hoy fuimos a visitar la zona arqueológica Maya de Edzná. Jorge Alberto García (hijo), Jorge Alberto García (padre) y Kenya me llevaron a ese lugar.
Platicando con el guía de Edzná, este me explicó que Campeche es la región con mayor cantidad de ciudades Mayas; alrededor de 1000, de las cuales sólo 29 están abiertas al público.

Después de visitar Edzná pasamos a la hacienda de Uayamón, lugar en el que se procesaba el Henequén (planta similar al Maguey) para la fabricación de sogas. Ahora, esta hacienda es un lujoso y exclusivo hotel en donde muchas celebridades han utilizado este recinto como lugar de descanso. No tomé fotografías debido a la falta de luz, pero les puedo platicar que hay una sección restaurada (habitaciones, restaurante, alberca y demás), lo demás se encuentra en ruinas, ofreciéndole al visitante una atomósfera de presente antiguo y pasado histórico, de luchas y romanticismo, de paz y oscuridad, que no puede describirse pero vivirse.

A un costado de la entrada principal del hotel puede apreciarse una ceiba (árbol de la región) descomunal.

Para los Mayas, la ceiba representaba la dualidad. El paraíso (el tronco y las ramas) y el inframundo (las raíces), el bien y el mal. Además existen varias leyendas Mayas en donde se refiere a la ceiba.

Les platico que la palabra Campeche proviene del Maya: Ah Kin Pech (lugar de serpientes y garrapatas). Los españoles llamaron San Francisco a esta ciudad, pero para conservar en el nombre a la lengua del lugar, le llamaron San Francisco de Campeche. En algún momento en la historia terminaron llamándole tan sólo Campeche.

 

- Día 26 - Jueves 15 de Febrero del 2007 -

Campeche, Campeche, México

Volví a participar como equipo de seguridad en el Carnaval de Campeche 2007. Ahora el grupo invitado fué Kumbia All Stars (antes Kumbia Kings).

Después del evento fuimos a tomar unas cervezas a un bar, en el malecón de Campeche, llamado Shooters. Al salir encontré la motocicleta en el piso. No sé qué sucedió, pero parece que alguien la empujó desde atrás, la pata se recorrió y el vehículo cayó sobre uno de sus costados.
Afortunadamente no pasó nada grave, sólo se dobló un poco el mando del clutch (embrague) pero ya lo reparé, se raspó un poquito el escape izquierdo y se dobló el posapiés izquierdo. Al traerla a casa se sentía un poco incómodo al realizar los cambios de velocidad, en cualquier oportunidad intentaré repararlo para manejar más cómodo.

 

- Día 25 - Miércoles 14 de Febrero del 2007 -

Campeche, Campeche, México

Hoy salí desde Villahermosa con destino a Campeche. Única ciudad capital y puerto de México. Al llegar fuí recibido por Jorge Alberto (primo de Kenya) quien me llevó a conocer el fuerte de San Miguel.

La ciudad de Campeche fué atacada en varias ocasiones por piratas y corsarios. Por ello se amuralló la ciudad y se construyeron dos fuertes (vigilantes) a la orilla del mar.
Después de esto la ciudad nunca más fué atacada desde el océano.

Antes de llegar a Campeche (desde Ciudad del Carmen) se encuentra la población de Champotón. En este lugar, hace cientos de años, Hernán Cortés peleó contra los nativos. Cortés fué herido gravemente y huyó hacia Cuba en donde murió a causa de las heridas recibidas en la lucha contra los habitantes de Champotón.

Al llegar a la ciudad me topé con una bandera mexicana descomunal. Después supe que en cada ciudad capital de los estados colindantes con otros paises existe una de estas banderas.

Por la noche fuimos al Carnaval de Campeche, festividad que se realiza todos los años por quince días consecutivos.

Me invitaron a formar parte del equipo de seguridad del Carnaval, por lo que me entregaron un extinguidor y me pidieron estar pendiente de cualquier incendio, puesto que se utiliza pirotecnia en los eventos. Una noche más sin incidentes.

 

- Día 23 - Lunes 12 de Febrero del 2007 -

Villahermosa, Tabasco, México

Hoy me corté el cabello. Es la primera vez que lo hago durante el viaje. Más de diez años de raparme la cabezota no se olvidan fácilmente. Una vez más como nuevo.

Quedé de verme con el fotógrafo llamado Hugo Jacques en el parque Tomás Garrido. Dimos una vuelta por el parque, vimos decenas de cotáis vagando y después me invitó a comer a su casa. Después de ello me encerré durante horas en un centro comercial aprovechando la conexión inalámbrica de Internet para actualizar las imágenes de mi sitio web.

Finalmente pude tener una plática con Luis Abogado, un motociclista habitante de Villahermosa que recorrió centro y Sudamérica el año pasado. La ruta que tomó es muy similar a la que pienso recorrer, las principales diferencias son que su destino fué Buenos Aires, el mío es Santiago y que su vehiculo fue una motocicleta para todo tipo de terreno, la mía sólo trabaja bien sobre pavimento. Mi intención era la de obtener información acerca de fronteras, zonas de riesgo, sitios interesantes y consejos de primera mano. Bien valió la pena la desvelada.

 

- Día 22 - Domingo 11 de Febrero del 2007 -

Villahermosa - Palenque - Villahermosa, Tabasco, México

Muchos de los motociclistas de Villahermosa se reúnen todos los domingos en el estacionamiento de un centro comercial a las 8 de la mañana. El día anterior habíamos quedado en vernos ahí para convocar una rodada a Palenque. Llegamos en punto, sin embargo éramos muy pocos (alrededor de 8 motociclistas). Imagino que la causa fue el mal tiempo en los días anteriores.

Finalmente salimos hacia Palenque, que se encuentra a unos 150 kms de Villahermosa, Magdiel Lora, Don Chucho y su mujer y un servidor. El día fue muy bueno. Cielo despejado y tráfico ligero. Antes de llegar a la zona arqueológica de Palenque pasamos a almorzar a la población del mismo nombre. Una barbacoa de borrego, frijoles y tortillas calientes para darnos ánimos.

Palenque es la primera ciudad Maya que he visitado en mi vida. La combinación de selva y la majestuosidad en sus edificios crean una atmósfera impresionante. Según los planos de esta antigua ciudad, el área excavada y abierta al público es sólo una fracción de lo que alguna vez fué, sin embargo se pueden apreciar decenas de edificios, templos y viviendas Mayas así como una plaza central y varios campos del sagrado juego de pelota.

Es recomendable llevar calzado ligero y una buena dotación de líquidos.

Yo llevaba puesto mis chaparreras y chamarra de piel y cargué mi casco por todas las escaleras y edificios que encontré a mi paso. No entiendo cómo hice para soportar tanto calor y esfuerzo físico. Esto de viajar parece que está mejorando mi salud.

 

- Día 21 - Sábado 10 de Febrero del 2007 -

Villahermosa, Tabasco, México

El clima no fue bueno en Villahermosa. Se la ha pasado lloviendo.

Fui a visitar el Parque Tomás Garrido, un parque adornado por un lago, aves y mucha vegetación. En este lugar, además, se encuentra el Museo de Historia Natural y el Parque Museo La Venta. En este último se exhiben esculturas de la cultura Olmeca obtenidas precisamente en la antigua población de La Venta. Además del paseo arqueológico existe un pequeño zoológico en donde se exhiben ejemplares de animales nativos del estado de Tabasco; cocodrilos, tortugas, guacamayas, jaguares, un jaguar negro, venados, serpientes y monos son algunas de las especies. Los más comúnes de observar por todo el parque, y paseando libremente, son los coatíes; pequeños, curiosos y simpáticos mamíferos de cola larga del tamaño de un gato doméstico.

De regreso del parque aproveché el mal clima para dejar encerrada la moto y darle una buena lavada. Debido a los charcos y la tierra estaba llena de lodo.

Me quedé a dormir en casa de Ulises, un buen personaje al que le gusta proteger a los perros abandonados y sin hogar. En casa tiene 36 de ellos de todos tamaños.

Por la noche fuimos a tomar un café al Gold 71, un cafecito en el que se reúnen el MotoClub Tabasco Riders. Nos juntamos Gerardo, Magdiel Lora y Ulises entre otros.

 

- Día 20 - Viernes 9 de Febrero del 2007 -

Villahermosa, Tabasco, México

Salí temprano hacia Villahermosa, la capital del estado de Tabasco. Pasé primero por La Venta, un sitio arqueológico representativo de la cultura Olmeca, famosos creadores de las cabezas colosales. Esperaba encontrar pirámides y restos de la ciudad, en cambio sólo ví montículos de tierra. Precisamente estos montículos son los edificios de la ciudad aún no excavada.

En la ciudad de Villahermosa fui recibido por miembros de los motoclubs Correcaminos y Tabasco Riders, quienes me trataron maravillosamente. Magdiel Lora, Germán ‘Ave Fénix’, Gaby, Ulises, Pedro y Gerardo son algunos de ellos.

Me llevaron al restaurant y bar de Gaby, en donde me ‘empaqué’ un par de platos de deliciosas albóndigas al chipotle.

 

- Día 19 - Jueves 8 de Febrero del 2007 -

Catemaco, Veracruz, México

Fui a comer a una fonda llamada Las Palomas, precios económicos y comida muy sabrosa. La dueña del lugar me recomendó tomar un camino hacia Nanciyaga hasta Monte Pío. El camino es impresionante; arroyos por doquier dentro de una densa selva.

Llegué a Monte Pío y por primera vez me paré de frente al mar.

Partes del camino eran difíciles de transitar debido a la cantidad de hoyos y piedras, sin embargo el viaje bien valió la pena.

De regreso hacia Catemaco pasé a visitar el salto de Eyipantla, una caída de agua de 50 metros de alto y 40 de ancho. Ahí conocí a Reyes, un niño de alrededor de 12 años que sirve de guía de turistas del lugar.

Una vez en Catemaco, salí a dar un paseo frente a la laguna, me recosté en una banca, las aves retornaron a sus árboles. Oscureció.